Split en 5 días!!

El momento que todos esperamos con ilusión cada año tras mucho esfuerzo de trabajo son esas benditas vacaciones. Esos días de relax y desconexión que necesitamos todos para recargar pilas. Lo importante es saber qué es lo queremos hacer, a donde queremos ir y cuál es nuestro presupuesto.

Como a mí me ha ayudado mucho mirar blogs de viajes cuando quería planificar alguno, quería contribuir a ello con mis experiencias. En nuestro caso queríamos ir a un festival de música “Sziget” en Budapest y hacer unos días de playa, por ello planificamos nuestra ruta: Split- Zagreb – Budapest. (En otro post os contaré sobre estas ciudades).

Volamos desde Barcelona a Split con la compañía Wizzar por 120 €, teniendo en cuenta que era Agosto no era caro, pero me imagino que si pillas los billetes con tiempo y vuelas en julio o septiembre encontraréis buenos precios. Para llegar al centro de Split desde el aeropuerto puedes coger un bus de línea que encontrarás a la salida cruzando la carretera, el Nº37 que solo cuesta 30 Kunas o pillar un taxi por 50 kunas.

Para coger el autobús o un taxi para llegar al centro necesitarás Kunas, yo aconsejo que solo cambies en el aeropuerto una cantidad mínima para poder desplazarte, ya que el cambio está carísimo en el aeropuerto, y no te será difícil encontrar casas de cambio por todo Split (1€= 7.44 Kunas)

¿Dónde alojarse? Tenéis muchas posibilidades: hoteles, hostales, albergues o apartamentos. Dependerá de lo que cada uno prefiera o se quiera gastar. En nuestro caso optamos por un apartamento con terraza privada, para tener la posibilidad de cocinar si nos apetecía o relajarnos en la terraza con unas cervezas. Nos alojamos en “APARTMENTS SVOBODA” durante cinco días por 450 €.

Split es una ciudad pequeña, con dos días será más que suficiente para conocerla, por lo que aconsejo hacer excursiones si os quedáis varios días. Nuestro planning de 5 días fue el siguiente:

Día 1 (Ver la ciudad)

  • Palacio Diocleciano
  • Catedral (si subes al campanario las vistas son increibles)
  • Templo Júpiter y al lado del palacio a la izquierda esta la calle más estrecha “LET ME PASS”
  • Estatua de Gragur Ninski( obispo que desafío al papa al hacer las misas en croata. Da suerte tocarle el dedo gordo)
  • Plaza del pueblo,donde esta el ayuntamiento. Al lado el café central donde se reunian los intelectuales y la librería morpurgo una de las más antiguas.
  • Pasear por el paseo marítimo.
  • Plaza de la república.
  • Palacio Cindro.
  • Plaza de la fruta.
  • Múseo de monumentos arqueológicos.
  • Bañarse en la playa (recomiendo llevar chanclas de velcro porque son de piedritas).
Palacio Diocleciano, “Puerta Aenea”
Imposible hacer una foto sin gente…jajaja.

Dia 2

Contratamos una excursión a la Gruta Azul y Hvar con la compañía Civitatis por 100 €/p, lo reservamos desde España por miedo a quedarnos sin nada. Pero una vez que estás allí te das cuenta que a lo largo del paseo marítimo está lleno de stands que ofrecen esta excursión, por lo que no será necesario reservarla con antelación.

La excursión comenzaba a las 8 de la mañana en la plaza Franje Tudmana y terminaba a las 6 de la tarde, aunque en nuestro caso se alargo hasta las 7 y media ( para nosotros mucho mejor). Nos esperábamos una lancha tipo zodiac, pero nos sorprendió un yate pequeño y cómodo. Así que no debéis preocuparos por que se mojen las mochilas, eso no pasará. Si os recomiendo llevar escarpines, toalla fina, crema solar y gafas de buceo para que aprovechéis por completo la experiencia.

La Gruta Azul se encuentra en la isla de Bisevo, a unos 45 minutos desde Split en barco. El tiempo que tardas en verla son 10 minutos en bote, y se forman unas filas tremendas. Nosotros tuvimos suerte con nuestra guía y capitán del barco, porque planificaron la ruta para que la espera fuera 20 minutos como máximo para entrar.

La primera parada fue en una isla pequeñita habitada solo por una persona, no recuerdo el nombre de la isla…pero era una preciosidad. Nos contaron que esta persona tenía la concesión de la isla de por vida. De hecho cuando echaron el ancla para que pudiéramos hacer snorkel, el hombre se acerco con su barca por si alguno quería acercase a la isla. La segunda parada para hacer snorkel o salto fue en la Playa Stiniva.

La tercera parada la hicieron en Komiza, está isla nos enamoro por completo. Una isla pequeña de pescaderos donde respirar tranquilidad y paz. Allí nos dejaron explorarla durante 1h 30´, por si queríamos comer, darnos un baño en la playa o pasear simplemente.

La siguiente parada fue a la Gruta Azul, nuestra guía compro los tickets y para no perder el tiempo hasta que fuera nuestro turno, nos llevaron a una cueva alrededor para hacer snorkel, había una cantidad de peces preciosos. Después de ello por fin pudimos ver la Famosa Gruta Azul, nos dejo maravillados pero fue muy poco tiempo para disfrutarlo.

El siguiente destino la isla de Hvar, aquí nos dejaron dos horas para recorrer la isla. Puedo decir que era bonita pero no me enamoro la verdad, ya sea porque estaba masificada, por sus precios elevados o que suelo buscar otro tipo de encanto. Pero os animo a descubrirla!!

Y por último la playa Stipanska en frente de Hvar, con un bar Chill out llamado “Carpe Diem“, con pista de baile y dj, con sus camas balinesas, con su restaurante…. vamos no me hubiera importado quedarme a disfrutarla una noche..jajjaa.

Fue una excursión muy completa para pasar el día. ¿Qué os ha parecido? ¿Os animáis?

Dia 3

Para nuestro tercer día decidimos ir por nuestra cuenta a la isla de Brac y ver la famosa playa Zlanit Rat. Para ello tienes que coger un ferry (compañía Jandrolina) en Split que te lleve a Supetar y de ahí un bus que te llevara a Bol. Una vez en Bol coger un tren turístico que te deje en la famosísima playa.

¿La verdad? Fue un error, pasar por todo ese trayecto para ver una playa nunca me había parecido tan tedioso. Así que os recomiendo que escojáis una excursión en catamarán para ver Supetar, Bol, y la playa Zlanit Rat. O alquiléis unos quads en Supetar para ir a Bol, y así poder disfrutar de la gastronomía del interior de la isla, sus aceites, y sus pueblos antiguos.

Parece muy bonita, pero la realidad es que esta masificada de gente.

Día 4

Excursión a los Lagos Plitvice pedes contratarla en cualquier tienda de Split destinada actividades y excursiones por 65€. Nosotros lo hicimos por nuestra cuenta, son 4 horas de ida y otras 4 de vuelta, puede parecer un poco paliza pero de verdad que merece mucho la pena si eres un amante de la naturaleza como nosotros. La entrada al parque se puede adquirir en su página oficial por 250 kunas.

Cogimos un bus de ida y de vuelta con la compañía Gety bus, pero recomiendo estar 20 minutos antes de la hora de salida, porque te puedes encontrar con que salga antes de tiempo o se hayan vendido más billetes de los que se puede. Las compañías de autobuses en Split se pueden resumir en caos absoluto, es como si el turismo les hubiera llegado de golpe y no hubieran tenido tiempo para organizarse.

Está formado por 16 lagos a diferentes alturas, conectados por cascadas y saltos de agua. Están los “lagos superiores” que son 12 (ruta ) y los “lagos inferiores” que son 4 ( ruta ), si no disponéis de mucho tiempo es mejor hacer la ruta inferior.

Para acceder al parque podrás elegir entre la “Entrada 1″que está al norte y la “entrada 2” que esta al sur. Da igual cual escojas porque es una ruta circular y ambas entradas están conectadas por un trencito. Te recomiendo que cojas un mapa de las rutas en las taquillas y así puedas escoger la que más se ajuste a vuestro tiempo. La visita la puedes hacer andando por sus pasarelas de madera, cogiendo los barcos eléctricos o alquilando una barca.

Las rutas son las siguientes:

A (2 – 3 horas) Recorrido a pie por la parte inferior del parque.
B (3 – 4 horas) Un recorrido a pie por la parte inferior del parque cruzando el lago Kozjak en barco.
C (4 – 6 horas) Recorrido a pie y en autobús a la parte superior del parque y cruzar el lago Kozjak en barco.
K (6 – 8 horas) Recorrido a pie por todo el Parque Nacional.

La entrada 2 es punto de partida para las rutas E, H, F y K, siendo esta última la más larga.

El parque tiene varios restaurantes o bares para que puedas comer o tomar algo.

Día 5

Para nuestro último día decidimos aprovechar la mañana para ver lo que nos quedaba de Split durante la mañana y por la tarde contratamos una excursión en kayak por el Río Cetina. Estas excursiones puedes cogerlas en los establecimientos que se encuentran en el puerto, en la calle Obala Kneza Domagoja.

La excursión nos costó 50 €, estaba incluido el transporte en furgoneta y el alquiler del material. El descenso fue como unas 3 horas remando, más que suficiente porque acabamos muertos. Eso sí fue una experiencia maravillosa.

¡¡FIN DEL VIAJE!!

Espero que os sirvan mis consejos para vuestros futuros viajes y os animo a que conozcáis Croacia porque os sorprenderá para bien.

En mi siguiente post os contare un poco sobre la gastronomía de Split….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s